Coaching Liderazgo

 

Muchas veces las organizaciones poseen ejecutivos y profesionales que están altamente capacitados, pero cuyos equipos de trabajo están desmotivados por su estilo de liderazgo. Para liderar un equipo, no basta con ser un experto técnico. 

 

También se debe poder motivar y desarrollar a los colaboradores. De otra manera, las organizaciones se pierden del entusiasmo, la participación, innovación y compromiso que proviene de sus empleados.

 

Desarrollar un estilo de trabajo e interacción que sea estimulante y efectivo es un desafío permanente, como lo es también la habilidad los profesionales de integrarse efectivamente a sus equipos de trabajo y ser capaces de desplegar sus capacidades. Participar en un proceso de Coaching, implica:

 

  • Aumentar el auto-conocimiento del participante (Coachee); reconocer y evaluar con mayor  profundidad sus habilidades y oportunidades de mejora 

  •  Definir en conjunto temas o ámbitos en los que se puede trabajar, para beneficio personal y organizacional 

  •  Detectar nuevas formas y alternativas para abordar y resolver situaciones interpersonales complejas

  •  Focalizar el esfuerzo personal en el logro de objetivos y acciones necesarios para el individuo y su equipo.

  •  Impactar positivamente en el clima de trabajo, y el nivel de compromiso de los equipos

< Volver Atrás